miércoles, marzo 21, 2007

Todo para celebrar, nada para festejar


No ando ganas de escribir nada inspirado, pero en estos días en los que ando tan cruzada de cosas nuevas, distintas, incómodas, etcétera... En días en los que no siento el ánimo para ordenar mi casa o cocinar, en los que por ahí me paso horas enteras en silencio sin música de fondo en absoluto, y que (por ende) se disparan todas las alarmas de mi mundo hambriento, bien viene replantearse, como Ge, cuáles serían las cosas que podrían modificar este bajón.

En mi caso, una buena noticia que comparto gustosa con ustedes... En el Konex está el ciclo "Cine bajo las estrellas", y ya tengo proyecto para la semana que viene.

No será exactamente un festejo, pero celebro que existan las peliculitas que me hacen bien.

El resto, voy viendo sobre la marcha. Para, algún día, poder dejar de hacerlo.

4 comentarios:

Fender Gebiet dijo...

Quiero la Princesa Mononoke! Quiero quiero quiero!

Fodor Lobson dijo...

Una dosis de cine como antidepresivo. Sí señor Cass, me gustó el remedio.

gerund dijo...

cada vez que veo lo de cine bajo las estrellas, me acuerdo del doblaje de Annie, que en una parte decían "Vámonos al cine", "A ver a las estrellas!"---

pero no tiene nada que ver, igual...

abrazón

Nene Tonto dijo...

tranquila muchacha, todo mejorará. Y haceme acordar de lo del cine... que con mi memoria... ya sabés. o era hoy? si era hoy me enojo! ufa
abrazo
polito