martes, abril 08, 2008

Dance magic, dance


- You remind me of the baby
- What baby?
- The baby with the power
- What power?
- Power of voodoo
- Who do?
- You do!
- Do what?
- Remind me of the baby

----------------------------------------

La fantasía. Tener la cabeza llena de pájaros y hadas y duendes, de caminos tenebrosos con olor a moho y piedras frías; eso es lo que me decía mi mamá. Si solamente no me hubiera interesado tanto leer... o el cine. Las películas. La escritura. Si no hubiera empezado a tener memoria y sueños vívidos a una edad tan temprana. Si no hubiera sido tan afortunada de que me creyeran un fenómeno, por ahí ni siquiera me habrían dejado ir al cine cuando se estrenó esta película maravillosa.

"Laberinto", que me impresionó desde sus títulos (esas lechuzas volando, por Eru!) y desde la escena del recitado de Sarah en el parque, marcó mi infancia de muchas maneras. Principalmente porque la profunda inquietud que me producía David Bowie como Jareth no tenía nada de infantil y porque sus canciones, que me eran incomprensibles a los seis años, fueron las primeras que chapuceé en un inglés inventado, luego de convencer a la abuela Pelu de que me hiciera mi primer disfraz: un vestido de hada de color rosa.

Con ese vestido puesto, me iba al patio a ensayar el parlamento de Sarah ("En un reino tan grande... ¡No tienes poder sobre mí!"), y en verano bailaba esta canción parada frente al ventilador de pie, sin hacer caso de las risas de mis hermanos cuando casualmente dejaban sus juegos para mirarme.

Y me vine tarareándola todo el camino hasta casa...



10 comentarios:

Baterflai dijo...

Cof cof... regalito...

;)

Baterflai dijo...

Ah pará pará pará... a mi no me llevaron al cine... pero sabés qué? Organizamos con el centro de estudiantes de la escuela "tardes de video" y alquilábamos pelis y se las pasábamos a los pibes.
(allá en los ochenta eso era lo más).

Y les pasamos "la historia sin fin" y "laberinto" nosecuántas veces.
Hemos hecho patria, sí.

Naty dijo...

¡No tienes poder sobre mi! acompañó toda mi infan... bué, me acompaña hasta hoy...

Y el juego de las 3 pelotas que hace David, me obsesiona MUCHO. Hace poco me dijeron que en realidad lo hace con dos bolas y la tercera es efecto visual... yo sigo sin creerlo.

Y por Laberinto descubrí a Escher... pavada de película...

Besote

Cassandra Cross dijo...

Bater... jiji! me lo bajé ayer, de dónde se cree que sale la inspiración del post...
Qué buena iniciativa la del club de canje... mmmhhh. Y qué favor le hicieron a esa generación perdida :-P

Nati: seeeeeeeeeh...las bolas hipnóticas... una maza. Y la escena de las escaleras es un súperclimax, juro que sentía que me moría cuando pasaba Toby gateando cabeza abajo! jeje.
Qué capo Escher. Qué capo Henson. Y qué grosso Bowie.

Gracias a ambas dos por pasar ^_^

gerund dijo...

ah, sí, qué peliculón, cuanta ifnancia... muy importante, definitivamente, pero me hiciste acordar a una que me marcó mucho más todavía: El cristal encantado... =D

Cassandra Cross dijo...

Gé: Ya habrá tiempo para El Cristal... como hay un tiempo para los regalos atrasados en la vida, y todo eso :-)

Sebastián dijo...

Se me adelantaron: estaba por decir que de infante no vi "Laberinto" (me pasó de largo) ni "La historia sin fin" (gran frustración, que pasó cuando la vi, ya de grande, y me di cuenta de que no era lo que yo esperaba) y que las películas que marcaron mi infancia del mismo modo que "Laberinto" marcó la tuya son "ET" y particularmente "El Cristal Encantado", que, ahora me vengo a enterar, también es de Henson.

Hace poco volví a ver "The Dark Crystal". Es terrible, mucho más ambigua y oscura de lo que yo recordaba. Es muy buena también. Pero creo que tiene el poder de traumatizar a los chicos por años. Tal vez ese final tan... ambiguo, por repetir un adjetivo, sea responsable de buena parte de mis rollos mentales.

Ana dijo...

Veo "Laberinto" una vez al año desde hace años. El otro dia estuve a punto de comprarme una bola de cristal que estaba carísima, pero era como la esfera mágica de Jareth. Ni modo.
Aconsejo a todos los fans de esta película, bah, a todos en general, leer "Jonathan Strange y el Sr. Norrell".
Salutti!

Cassandra Cross dijo...

Sebastián: Creo que los rollos mentales, cuando son generados con buenas artes, son bienvenidos. He visto "El Cristal Encantado" en distintas etapas de mi vida, y en todas me produjo una impresión diferente... "Laberinto", en cambio, siempre me transporta a las primeras sensaciones; no se puede decir que sea literal (aunque posiblemente sí lo sea más que "El Cristal...") y sin embargo me produce las mismas emociones cada vez.

Ana: Y que lo digas, es la película recurrente por excelencia. Tengo muchísimo interés en el libro... pero no he revuelto mucho para encontrarlo. Serías tan amable de enviarme un mail a ver dónde recomendás conseguirlo? Gracias!

Psicodélica star dijo...

Cuánta infacia, como bien decía gerund.

Tengo un post extremadamente similar en mi blog y leerlo acá, con tus palabras, me gustó mucho.

¡Aguante la gente pro Laberinto! Éramos unos precoces =)