lunes, agosto 11, 2008

Ejercicio de autoconciencia / Lunes


- Si hoy tuviera que plantarme delante de todas las personas que me dijeron que era la más talentosa de mi generación, la mejor dotada y la más preparada, sin duda me harían sentir su frustración. O al menos, su perplejidad. Después de muchos años, recién estoy llegando a un punto de comprensión de mí misma en el que me siento contenta de mis logros y mi porvenir. Estoy harta de escuchar por todos lados "era un bocho, lástima que..." . Lástima, mis polainas. El fulano tiene la vida que buscó y que quiso. Igual que yo.

- Si busco con insistencia la aceptación ajena, el reconocimiento de un par o un superior, nunca voy a llegar a ningún lado. O peor: Correré el peligro de perderme a mí misma en el proceso. Es prácticamente imposible hacer coincidir mi pretensión con la aceptación ajena: si me gusta, al otro no le gusta. Así es la vida. Lo que está bien, está bien; lo que está mal, está mal... Y en el medio hay un montón de grises. Siempre estoy más cerca de lo que está bien, de la cosa bien hecha. Aún así, siempre habrá alguien (la mayoría, el "canon") dispuesto a descalificarme.

- Si no respeto la opinión del más humilde y cercano a mí, siquiera como opinión divergente, no puedo esperar respeto por parte de otros cuando emito mis propias opiniones. Hablar más fuerte no te da la razón.

Bonus track: un tirito para el lado de la justicia que me alegró el fin de semana. Ojalá dure.

9 comentarios:

Lady Kelvin dijo...

Siga ejercit�ndose Cassandra que lo aprovechamos todos.
Y mire.... al que nos arma una historieta que luego nosotros no se la podemos cumplir le calzan justas las sabias palabras de mi madre: "si le gusta bien, sino yur� chupita".
La traducci�n del guaran� se la dejo para la pr�xima. Igual es f�cil adivinar por donde va la cosa-

Vill Gates dijo...

Pero el talento puede estar todavía allí y no se va, se queda para torturarnos con su admonitoria presencia.
Además, me parece leer entre líneas, a mi también me pasa, no lo digo desde la superación, lo de la profecía autocumplida /según me dice la Sra. Mona Loca que parece que de esto sabe).
A ver, repetí conmigo "soy talentosa y me lo voy a demostrar"
Los demás se van a dar cuenta solos. La autoestima es un valor.
Besos.

Cassandra Cross dijo...

Milady: naaaah, no me haga esto! por amor de Eru. Bueh, cuando quiera me pasa la traducción porque honestamente el guaraní no se me da bien :-(
Gracias por su visita, que es siempre gratificante. Tanto como leerla!

Vill: Sus palabras me hacen sonreír bien bien bien grande. Gracias. Vengo medio monotemática por una sucesión de cuestiones que tienen más que ver con casos ajenos a mí, pero que en algún momento fueron causa común. De repente, una película que vi y un libro que estoy leyendo se tocaron en puntos simétricos, y mi cabeza (que nunca para) armó el dibujo. Lo que puedo llegar a volcar acá son apenas bocetos de esas ideas.

Gracias por pasar!

María dijo...

Soy una convencida que hay escuchar al universo que nos dice cual es nuestro momento, pero mientras tanto, ir haciendo lo que realmente sabemos y nos gusta hacer.
Así que estate atenta
Igual, como dice el gran charly, en esta vida la entrada es gratis, la salida...vemos. (el éxito se ve en el exit, nena. Antes no)

PD: me encanta eso de no perderse a uno mismo..
Yo ando encontrandome por todos lados!

El Profe dijo...

Creo que la felicidad final, el sentido de todo lo que hacemos, el punto culminante de la aclaración de nuestras dudas,la justificación de cada acción y desición tomada: es sentirnos felices con nostros mismos. Así sin más.
He llagado al punto de mi vida en que hago realidad todo lo que he querido hacer y ser.
Seguir adelante es el secreto, buscarse, encontrase y aceptarse feliz.

¡Un abrazote Cass!

Minombresabeahierba dijo...

esto viene de atras: " "era un bocho, lástima que..." , que bocho! que genio! realmente un fuera de serie! las cosas que va a hacer de grande!, entonces de chiquito te alimentan con esa sopa de frases que implican que ya un distinguido 9 sea una mala nota respecto al sobresaliente 10...y uno se vuelve inutilmente hiperexigente y de ahi en adelante arruinandose la vida solo...pero cuantos sembraron antes esas semillitas. besos

Estrella dijo...

Mi cabeza tampoco para nunca, será por eso que me gusta pasar por acá, a ver en qué andás.
Gracias por los datos de la música que suena en este momento desde tu blog, me encanta. Me parece (voy a averiguar) que es la que abre los capítulos de la serie Six feet under (es buenísima).

Lucas Varela dijo...

ok.
mi equipo de música está conectado a la compu.
estaba a máximo volumen, pero no estaba sonando nada.
entré al blog.
empezó la cancioncita timburoniana esa.

el cagazo que me pegué, épico.

L.

Cassandra Cross dijo...

María: Moverse, es la única manera de avanzar. Lo perjudicial sería el movimiento de trompo, que no lleva a ningún lado, digamos. Me alegra leerte así!

Profe: Exacto. Qué incentivo el suyo, eh! Muchas gracias por sus palabras.

Minombre: En realidad, es un poquito más complicado que eso... tiene que ver más bien con una inteligencia que se intuía por encima de la otra, más importante y que era, en definitiva, la que motorizaba todo lo demás. En cada individuo es diferente, de acuerdo al área de injerencia o a la forma en que se expresa.
Conocí verdaderos prodigios disfrazados de subnormales por no poder manejar la presión de su propio talento, y muchísimas personas mediopelo que se enorgullecían de su genio, cuando no tenían ninguno. Estos últimos, más bien self-made men (por feo que suene) podrían resultarme admirables si no fuera porque por lo general se creen el cuento de su propio genio y exaltan a gritos el hecho de que se hicieron solos. A los efectos, el talento (natural o adquirido), si existe, siempre termina por revelarse sin necesidad de que lo ratifique un Juan de Afuera con chapa.

Estrella: Como nunca vi Six Feet Under, no te sabría decir! Pero música como esta, vas a encontrar a patadas en Esquizofónico, el blog de música en que colaboro (y que hoy cumple un año!!). Te invito a darte una vueltita.

Lucas: Auch! Me perdona?
(en el fondo siempre quise saber qué efecto podría producir esa música en los desprevenidos! jeje... muy gráfica tu reacción... espero con esto no haberme boicoteado en una hipotética candidatura a los Nixon awards).

Gracias a todos por pasar.