jueves, septiembre 24, 2009

Un poco (más) de autocrítica

Los que pasan por este espacio hace ya algún tiempo saben que el deporte nacional del Extraño Mundo es el dramaqueenismo y la autoflagelación. Entonces se estarán preguntando ¿por qué MÁS autocrítica? o sea... ¿no te alcanza con cuestionarte todo el tiempo, hacer catarsis y darte cuenta que sos una pelotuda a pedales por engancharte en cuestiones que no merecen una sola línea?
Me es inevitable escribir hoy para asumir, de una vez por todas, que el problema soy yo. O sea: no sos vos, soy yo. O sea:

- La que se enrosca con una pelotudez soy yo.
- La que da segundas oportunidades a gente que puede traicionar, soy yo.
- La que da cabida a la mala leche ajena escudándose en un exacerbado sentido de la tolerancia, soy yo.
- La que perdona, perdona y vuelve a perdonar soy yo.
- La que no puede dormir cuando un ser querido tiene problemas soy yo.
- La que tratando de hacer las cosas bien la embarra con una mala decisión, soy yo.

También soy yo...

... la que alguna vez tiró la piedra y escondió la mano
... la que se calló cuando tenía que hablar
... la que habló cuando tenía que callar (por no poder estar simplemente en silencio)
... la que esperó a sentirse bien hecha mierda y bien cargada de emociones para saltar como leche hervida y sin filtro
... la que procrastina placeres todo el tiempo cuando la obligación acucia (y viceversa)
... la que no escribe porque no tiene tiempo
... la que está dejando que se la devore una sociopatía galopante y pierde en el trayecto ese hilo místico que la une a la condición humana.

Todo esto viene muy a cuento. En las próximas horas, o días, no va a faltar quien me pida un poco de autocrítica (de hecho, ya llegó el primer mail). Que me baje del caballo. Que no sea tan forra. Que yo no soy perfecta y que tampoco hago las cosas taaaaan bien, vamos. Como si no lo supiera. Go on and get a life.
Lo que no voy a tolerar de ninguna manera es que pretendan decirme quién soy yo: qué calidad humana, qué filiación gremial o política, qué nivel de sinceridad, qué méritos en lo profesional o laboral. Cada vez que abro la boca es para decir algo constructivo: si no, me callo. Y la verdad es que estoy un poco podrida de callarme. Debería tener menos filtro.

Mayormente, la gente que me rodea se cuida muy poco de mis sentimientos. Les da lo mismo que me sienta lastimada o herida, total no se nota (y qué bronca que no se note: pensar que incluso hay gente que es más feliz cuanto peor te va). Mientras soy funcional puedo ser usada a placer, cargada de negativismo, ninguneada, forreada. Cuando pongo el freno, saltan ofendidos pidiéndome "autocrítica". La veo venir.

En el fondo leo: miedo, bronca, resentimiento, palabras viejas atragantadas, mala leche, tristeza, frustración. No conmigo quizá, pero sí hacia mí, sublimando quién sabe cuántos años de penurias, o proyectando la imagen deforme y grotesca de un monstruo que tiene mi cara.

En síntesis: yo te hago toda la autocrítica que quieras. ¿Vos sos capaz de mirarte en el espejo y verte?



Ahora, no estoy buscando absolución
Ni perdón por las cosas que hago
Pero antes de que llegues a ninguna conclusión
Trata de caminar en mis zapatos.
Tropezarás en mis pasos.
Mantén los mismos compromisos que yo mantuve.
Si caminas en mis zapatos.
Trata de caminar en mis zapatos.

....

No busco una conciencia más clara
O paz mental después de lo que he pasado.
Y antes de hablar de arrepentimiento,
trata de caminar en mis zapatos.
Tropezarás en mis pasos...


11 comentarios:

Mona Loca dijo...

Sí a todo, nena!!!
( sobre todo a la primera parte)


Y no afloje, como la yerba ésa.

Usté responda: si le cabe el ponchó, póngaselo.

besooooo

Nena Estrella dijo...

Me sentí total y completamente identificada!.

Y hace bastante que no me pasa, es más... me atrevería a decir que me siento extraterrestre en este mundo.

Es bueno encontrar alguien en quien reflejarse. Y eso me trasmiten tus escritos :)

Espero no exagerar, pero me alegraste la mañana jeje.

Buen dí Srta Cassandra.

Voy a pasarme seguido a leerla, un gusto.

Zippo dijo...

Por ahí nos pasa lo mismo, tenemos el dudoso honor de ser espejos...la gente nos ve y se siente desnuda y descubierta en sus peores defectos.A mí me ha pasado.

El Profe dijo...

:D ¡CASS! La verdad que tenes una especie de no sé que al escribir, que nos permite sentirnos representados, identificados y que al mismo tiempo contagia de sentimientos y sensaciones. Hoy tus palabras me completan el viernes con una sonrisa de esas grandes :D ¡ASÍ!
¡Un enorme abrazo, lleno de admiración y cariño! ¡Me encantó!

Zeithgeist dijo...

no importa. Al menos sabes quien sos y la tenes bien clarita. Lo que los demas piensen o hagan con eso.. pues a tomar por culo. Por ahi podrias trabajar mas la "ME PASA POR LA RAYA DEL OCOTE TU HISTERIA". Debería ser deporte olímpico federado!

Vontrier dijo...

No sabés, no sabés, no sabés, qué feliz voy a ser el día que te vea torturandote menos y maravillandote más con vos misma, amiga mía, muy querida.

Te abrazo fuerte.
V.

Cassandra Cross dijo...

Monardis: Cómo voy a aflojar con los hechos dándome la razón una y otra vez. Hoy hablaba con mi hermano y me dijo que es un mal de familia, esto de tropezar varias veces con la misma piedra. Lo dice él, que es buenazo, pero a diferencia de mí (y pese a ser el menor) dejó de ser buenudo hace mucho tiempo!

Nena Estrella: Bienvenue! Sí, la exageración es también un rasgo bastante recurrente en este espacio. Que disfrutes de lo poco que hay, y gracias.

Zippo: Pffff, qué acertado. Es justo lo que quise decir, me alegra que se entienda.

Profe: Lo hice sonreír? Qué loco! A mí usted me caga de gusto, como dijera una amiga patagónica. Abrazos del alma para usted.

Xeith: Qué lindo leerle de vuelta. No me hable de trabajo que estoy hasta el ooocote de eso... aunque deporte me falta. Quién sabe! Habrá algún lugar para anotarse o tendremos que ponernos en eso?

Von: Pronto. Muy pronto. Tengo que perder nomás un poco el miedo a los martillazos ajenos, que parece mentira pero empiezan a llover desesperados cuando la ven a una levantar cabeza. Parece que tener una vida un poco mejor que la bohemia promedio fuera pecado...
Es lindísimo leerte de nuevo por acá. Te abrazo in return.

Gracias a todos por pasar!

La Rubia dijo...

Igual, Cass, es preferible años de autocrítica para sacar alguna conclusión, ver alguna luz, saber un poco mas, que años de ignorancia y vida boba. En serio.
Que te estes cuestionando de nuevo quiere decir que te preocupas, por vos misma, por los demás (que lo se), que queres hacer las cosas mejor.

No se cúánto mas te va a tomar, cuánta mas autocrítica vas a tener que hacer, pero va a llegar el dia en que estes totalmente satisfecha con vos misma y con los demás.

Yo te tengo fé. Y mucha.

abrazo

La Rubia dijo...

Ah, otra cosa que nada que ver, pasate por el blog de zippo, creo que te va a gustar el nuevo dibujito :)

Thiago dijo...

Nena, varios de tus mea culpa creo que son de todos, no sos especial en ese sentido, creo que es la misma esencia del vivir que a todos nos pase esto aunque vos tenés los ovarios ahi bien sujetos para andar diciéndolo.

Poder notarlo ya es una buena forma de seguir adelante, negarlo, es quedarse dónde uno está, no te preocupes, ocupate nomás y vas a ver como todo fluye (me lo repito muy seguido últimamente).

Anónimo dijo...

A special guide of Total Quality escapes too uncountable managers: you cannot continuously improve interdependent systems and processes until you progressively exquisite interdependent, interpersonal relationships.
[url=http://petitelectromenager.eu/]Fers a repasser[/url]
Cafetieres