martes, febrero 17, 2009

Escribo



Escribo.
Escribo.
Escribo para nadie.
Escribo y leo.
Leo cosas que me gustan mucho,
cosas que me gustan poco, cosas que no me gustan,
cosas que me están cambiando la vida.
Leo y escucho. Escucho y escribo.
Sueño. Me despierto.
Cada vivencia está escrita, o será escrita.

Escribo.
Escribo hasta quedarme ciega.
Hasta estrangularme.
Hasta envenenarme.
Hasta reir a carcajadas.
Este teclado es música. Transpiro letras.

Escribo en horas de trabajo.
Escribo cuando estoy caminando.
Cuando estoy dormida.
Cuando hablo. Cuando pienso.
Cuando canto. En la cocina.
En la cama, en los baños.
En el recuerdo de los hoteles.
Escribo en las hamacas de la plaza.
Escribo con los gestos de mis manos.
Escribo en el carrito del supermercado,
en los bancos de piedra,
en los árboles, en la ceniza,
en el agua y en el cielo,
en los bichos, en el pasto.
Escribo en mi cara.
Escribo en la tuya.
Escribo en esta carne que nunca se queja de mis garabatos.

Escribo. Y leo.
Para mí y para una posteridad inexistente.

Escribo porque, como tantos otros,
si no hubiera escrito nunca, estaria muerta.


4 comentarios:

El Profe dijo...

Escribir... cuan necesario elixir... para uno mismo... compartido em completo secreto o gritado al mundo en papeles al viento. Escribir es y ha sido una fabulosa forma de viajar y expresar lo que sentimos con palabras. Palabras que leídas nos acercan.

¡Un abrazote Cass!

(Ha sido un gusto leerte)

maria laura dijo...

Ay nena! ¡Cómo escribís!

Supremo, de verdad.

=)

"Nano" BARBERÁN ZANGARO dijo...

Escribimos una y otra, y otra vez. Con la diferencia de que, hoy, estamos para leerlo...

no soporto a la gente dijo...

Escribo porque me vence la ansiedad.
Escribo porque no soy si no me narro.
Escribo para decir-me cosas que aún así no puedo decirme.
Escribo en la cabeza, todo el tiempo...
Un poco de paz, ¿sí?