martes, julio 22, 2008

Me importa un cuerno

De aquel post sobre el prejuicio ajeno hasta hoy ha corrido mucha agua bajo el puente. Ya lo dijeron aquí, en un comentario... mi escritura cambió, yo cambié. ¿Cuánto? Solamente lo sé yo y algunos poquísimos que quedan para recordar cómo era de chica, de adolescente. Porque también han cambiado las amistades, más por falta de costumbre de tenerme en cuenta, más por acostumbramiento a que sea yo siempre la que busque sostener el contacto hasta que se me vence la mano y ya no la levanto ni para marcar esos números en el teléfono. Porque todo cambia, aunque a veces duela o no nos guste.

Como en el cuento del burro, el viejo y el niño, si escuchara a todos terminaría no haciendo caso a nadie. Prefiero tomar el riesgo de seguir haciendo lo que a mi criterio es lo mejor, aún equivocándome, aún sabiendo que está mal.
Acepto consejos, claro. Siempre que no esperen que los siga. Por más razonados que estén y mejor fundamentados que los míos (cosa que no voy a dejar de reconocer) existe la posibilidad de que no considere necesario tomarlos al pie de la letra.
Si se trata de escuchar, escucho todo atentamente. Un buen consejo de una persona razonable jamás cae en saco roto. Si no me sirve a los efectos inmediatos, puede que me sirva a futuro; si no, servirá para alguien más. Sería una completa necedad despreciar un consejo.

Creer que un pensamiento único sería la solución a todos los disensos es una idiotez tan llena de prejuicio como (por ejemplo) pensar que todos los que tenemos un blog nos masturbamos a diario con la idea de que lo lea el capanga de alguna editorial, le guste y lo publique para así poder llenarnos de plata, amigos y reconocimiento ajeno. No funciona así, cariño; hay quienes tienen blogs para levantarse minas (o tipos), para firmarles a otros amigos que escriben por gusto, para exhibir su vida y ponerla a consideración de unos cuantos anónimos (a los que les daría terror mirar a la cara), para romperle los huevos a otra gente, o simplemente para no olvidarse de que alguna vez tuvieron algo para decir.

Así como no se me canta el undécimo forro del traste ponerle al blog adsense, statcounter, visitar otros espacios y firmar esperando que me contesten y/o linkeen para ser un boom de visitas (and so on), tampoco me desvela la existencia ser una "fracasada" que "no intenta terminar lo que empieza". Me conformo con saber que estoy en marcha, y si no ves el progreso ahora quizá te sorprendas más adelante. O tal vez mi progreso y mis objetivos corran por carriles muy diferentes a los tuyos, y así nunca verás de mí más que esto, el afuera. ¿Y qué?

Así como exhibo con orgullo mis poquísimos delicatessen literarios, musicales y cinéfilos, también me hago cargo de mi bastardismo e ignorancia en otros territorios; pecados veniales ("no te puede gustar Shyamalan", "no podés estar leyendo Harry Potter", "¿cómo vas a escuchar esa música de mierda?") que disfruto sin la menor culpa, aunque mi inveterada afición por no agitar las aguas los omita en algunas discusiones.
Desmintiendo mi proverbial capacidad, disfruto ignorando muchísimas cosas porque sólo así puedo aprender más, y más, y más. Y porque espero que las personas que respeto, admiro y quiero nunca me vean subida a un caballo ajeno, pontificando sobre nada. Quiero, por sobre todas las cosas, ser humilde e insignificante para todo el mundo, excepto para aquellos a quienes destino todos mis esfuerzos por chiquitos que sean.

Hace mucho entendí que tengo mis tiempos, que soy la hija maldita de mi procrastinación y un desperdicio de energía para los que todavía hoy tienen fe en mis cualidades.
Ahora estoy aprendiendo a que me importe más mi propia estimación y a sacarme de los baches con ejercicios de voluntad autodirigida.

Si les gusta, bien. Y si no, aquí nos vemos:



9 comentarios:

Signaturio dijo...

Jajaja! Ojo, no te enojes, no me río del contenido, me río de la forma. Esperá, tampoco me río del estilo. Te explico. Yo creo que esas palabras fueron escritas en voz alta. A los gritos. Pero guardando la armonía. Como si estuvieras tocando el piano con pasión. Te imagino despeinada y transpirada golpeando las teclas apasionadamente. (Como en claroscuro-shine.) Me fui al carajo con la comparación, pero no importa, yo imagino como quiero. Buena descarga, señorita. Saludo

rubiaa dijo...

Amén!
Seguí asi, Cass, vas mejor que muchos. Me parece bien, yo también no seré perfecta para los demás, a medio camino por andar, pero en marcha, como decís vos.

Y a mi me dicen "no podés escuchar la bersuit" o "no podés estar leyendo a Harry Potter"
JAAAAAAAA!

Y porque no?

;) Saludos Cass!

Cassandra Cross dijo...

Signaturio: Bienvuelto. En realidad, lo preocupante es que se ría... pero ya que habla de la "visión imaginaria", queda más claro. Iba a empezar a temer por su equilibrio mental! Gracias por su visita.

Rubiaa: jejeje, no es que "vaya" así, pero al menos tengo la intención. Soy consciente de que a todos nos viene bien una actitud un poco menos hipócrita, sobre todo con nosotros mismos...

Graccccsssias por pasar.

Demian dijo...

see que se vayan a chupar membrillo

El Profe dijo...

Me parecieron bastante acertados tus pensamientos y me gustó mucho leer "a todos nos viene bien una actitud un poco menos hipócrita, sobre todo con nosotros mismos.."
en tu comentario Amén por ello.

¡UN ABRAZOTE!

Vill Gates dijo...

Ves Cass, todos somos diferentes. Me parece auténtico lo que decís y lo refrendo porque lo poco que pude hablar con vos, va en ese sentido.
Pero debo reconocer que simplemente, a mi me gusta que me lean, en cierta forma es como el aliento al corredor o al chiquito que empieza a dar sus primeros pasos y muchas cosas más.

Lástima que no nos vemos el sábado.

Mona Loca dijo...

Cómo???? O sea que por los blogs no pasan los capangas de las editoriales que me pueden "descubrir"?

Mejor, en realidad,porque me mandarían una carta ( o mail?) conminándome cerrarlo!! jajaja

Amiga, como dice esa frase de San Agustín: "ama y haz lo que quieras"!
( ya sé que no es exactamente así,pero vale)

Vill Gates dijo...

Se los extraño a ayer sábado 26 a vos y al Sr. F.
Un beso.

Cassandra Cross dijo...

Demian: Jajaja!

Profe: Amén, entonces. Y guarda que cuesta! Otro abrazote!

Vill: Gracias por su visita!! Lamentable lo del sábado, estuve viendo las repercusiones y fueron buenas. Este mes de julio nos ha sorprendido con un par de imprevistos que honestamente... pero pa qué contarle, me alegra mucho que los presentes lo hayan disfrutado a full. Lo bueno de ser diferentes es poder aceptarnos entre todos tanto como nos aceptamos a nosotros mismos, o al menos de manera equilibrada.

Mona: Claro! no se enteró? Si va por ahí pidiendo links o logrando que la gente se enganche con lo que escribe, viene un capanga y le garpa no sé, mil, tres mil pesos por los derechos de autor y zás! publica un libro. Póngale.
Aguante San Agustín, carajo.

Vill: Nosotros también los extrañamos, créanos. :-(
Espero de corazón que haya ballotage.

Gracias a todos por pasar!