sábado, octubre 21, 2006

Nonera

Así cantaba mi sobrina cuando era más chica, y tenía sueño.

"Teno nonera. Teno nonerín".

Alguna vez fui insomne perdida, y en algún momento me convertí simplemente en noctámbula. Hubo noches en las que verdaderamente sentí que nunca sabría lo que era el sueño profundo.

Desde chica, dormí muy poco (entre cuatro y seis horas); y si me despertaban a mitad de la noche, ya no volvía a retomar el sueño. Llegué a obsesionar a mi familia con mis problemas de sueño al punto que nadie hacía ruido cuando yo lograba dormirme, no importaba a qué hora fuera, o dónde cayera dormida.
De aquellas épocas persisten los sueños vívidos y en colores. Algunos todavía me despiertan.
Muchísimos me impresionaron tanto que los recuerdo al detalle, como aquella madrugada de mis siete años en que soñé despertar en una tierra yerma, extraña, donde parecía ser siempre de noche, y pregunté a nadie: "¿Dónde estamos?".
Alguien respondió: "En Saturno".
"Tengo frío" dije yo.
"Siempre hace frío en Saturno" dijo la voz, y en ese momento sentí que me helaba. El frío me despertó. Lo gracioso es que era primavera y no hacía frío en absoluto.


Paradójicamente, después de una cierta convivencia c0n una persona verdaderamente insomne, me curé. Y ahora puedo disfrutar de lo que algunos llaman "un buen dormir". Lo siento venir, y no me cuesta dejar que me alcance.
Dicen los que saben que el buen dormir preserva la estabilidad mental. Doy fe de ello. No puedo imaginar qué sería de mí hoy, si el virulento insomnio de la adolescencia me hubiera seguido hasta Buenos Aires.

5 comentarios:

Fender San dijo...

Yo tengo habitos nocturnos desde la adolescencia, pero creo que eso tuvo origen en mi infancia, pues permanecer despierto hasta altas horas era algo impensado, solo ocurría eventualmente.
Era un tabú, y como todo tabú, me atrajo hasta pervertirme con la noche...
Pero dormir, duermo de dia like a vampire...

yo dijo...

superaste el isomnio sólo para llevarle la contra...

gerund dijo...

ah, el insomnio tan oxímoronico en sí... es terrible y maravilloso y sirve para escribir mucho y volverse casi loca...

pero... quiero oír más de tus sueños! el de Saturno es fantástico.


besito

(pd, estoy tratando de conseguirte la receta de las empanadas, pero la cocinera es medio recelosa... jijiji)

donnie dijo...

Alguien me dijo alguna vez que, en esa clase de sueños, uno debe tirar de su dedo índice. Si se estira, resulta ser que el sueño no es sueño en realidad, sino viaje astral. Habrá que intentar, ¿no?

Sencillamente genial el sueño de Saturno, coincido con Gerund. Es el perfecto inicio para una historia, jeje.

YHVH dijo...

saturno! uuh es un planeta mas que interesante...
Los astrologos de la vieja escuela llaman "el regreso de saturno" cuando un hombre se puede considerar adulto (saturno tarda alrededor de 29 o 30 años en girar alrededor de la tierra y volver)

Tambien saturno es el planeta que corresponde a binah se podria decir que densifica la materia, es un rector, limita y el ultimo juez...

Asi que si... es frio...:P